Restaurante Sevruga

Restaurante Sevruga se encuentra distribuido en cuatro plantas, en cada una de ellas podremos disfrutar de un ambiente totalmente diferente. Primero podríamos empezar por el sótano. En este punto nos encontramos con el gran mundo de los vinos, es decir, nuestra bodega. En ella podremos encontrar una gran variedad de vinos, con aproximadamente unas 120 referencias, todas ellas seleccionadas especialmente por Pepín, en un ambiente muy cuidado y muy confortable. Disponemos de una pequeña mesa donde poder degustar un buen surtido de quesos nacionales disfrutando de algunos de los excelentes caldos disponibles en la bodega. La capacidad aproximada es de unas diez personas.

Después pasamos a la planta baja, aquí podremos degustar una gran variedad de tapas. También disponemos de una amplia terraza, donde poder disfrutar de una agradable comida o cena viendo el paso de los barcos por el río guadalquivir.

Si seguimos subiendo, llegamos al corazón del sevruga, el comedor restaurante. En él podremos disfrutar de una cuidada carta, con productos típicos de la zona y de máxima calidad. En este espacio disfrutamos de todos nuestros sentidos, no sólo el gusto, y el olfato. A la vez que disfrutamos de la comida, tenemos una visión relajante del rí­o Guadalquivir, donde disfrutaremos, si la suerte acompaña, del paso de los barcos camino de Sevilla y de Sanlúcar de Barrameda. Este salón cuenta con una capacidad de unas 60 personas.

Y por último, en la última planta nos encontramos con el reservado, un espacio í­ntimo, donde poder realizar comidas familiares o de empresas. Aquí podrá disfrutar de una agradable comida, sin nadie más a su alrededor, además podrá disfrutar de las magníficas vistas que se observan desde la terraza. En la terraza también podrá disfrutar de una agradable cena en las calurosas noches de verano, ya que en la época estival esta parte se habilita por las noches como restaurante. Este salón tiene una capacidad de unas 20 personas.